Aún en la locación del estacionamiento, los flashazos continuaron, ahora para que los modelos posaran de forma individual. Portando outfit más casuales para hacer del lugar un escenario intrépido, rebelde y juvenil.

La temática siguió siendo la misma, contraste de colores en los vestuarios para que resaltará con el fondo gris y las paredes desgastadas, buscando lucir la belleza en cada uno de los espacios del estacionamiento.

En la sesión en parejas las chicas lucieron vestidos largos de la boutique GLOW DRESSES y los hombres portaron la elegancia de los trajes D’PAUL.

Disfruta de la segunda parte de esta sesión.